martes, junio 28, 2022
spot_img
InicioColumnas#ApuntesEconómicos Adiós a la era Banamex: impacto social, económico y político

#ApuntesEconómicos Adiós a la era Banamex: impacto social, económico y político

Por Edgar Sandoval Pérez

@EdgarSandovalP

Decía J.P. Morgan que “el oro es dinero, todo lo demás es crédito».

En las ocasiones que me ha tocado asesorar a empresas, hay una pregunta constante que me hacen, y es ¿cómo capitalizarse para llevar a cabo su proyecto? A lo que respondo:  nunca con tu dinero.

El pasado martes se anunció en voz de Jane Fraser, CEO de Citi, la venta de Banamex, correspondientes a los sectores de cuenta de ahorros, créditos de nómina, personales, hipotecarios, autos, pymes, seguros y afores, además del acervo cultural y patrimonio histórico con el que cuenta el banco, incluyendo el Palacio de Iturbide.

Banamex es el banco mas antiguo de México; empezó su historia en 1884, fungiendo en sus inicios como enlace del gobierno federal en las negociaciones para la contratación de deuda externa, cobro de impuestos y emisión de papel moneda bajo la concesión que le fue otorgada. Fue testigo de ciertos eventos como la nacionalización por parte del Presidente José López Portillo en el 82 y la reprivatización en el 91 por parte del Presidente Carlos Salinas de Gortari, hasta su venta a Citigroup en 2001, la que en ese momento representó la transacción económica privada más grande realizada entre México y los Estados Unidos.

El anuncio de venta generó mucha especulación, donde hubo versiones que apostaban a fuga de capitales, otras obedeciendo a un fenómeno de desestabilidad política y otras más a la transitoriedad o a un fenómeno puramente de mercado.

La realidad de las cosas es que la acción de anuncio de venta, obedece a un mal manejo de Citigroup con el mercado mexicano, siendo así un fenómeno puramente de mercado, donde Banamex era el segundo banco más grande de México solo después de Bancomer (esto al momento de su compra en 2001), y con el tiempo fue desplazado a cuarto lugar, siendo superado por Banorte quien ahora se encuentra en segundo y por Santander quien se encuentra en tercero.

Esta caída en cartera y operaciones condujo hacia la concentración de sus operaciones y esfuerzos en su área de oportunidad donde son competitivos, que son los grandes clientes, categorizados en operaciones anuales superiores a los 100 Millones de pesos, y al sector gobierno.

Sin embargo, esta acción por parte de Citi, no fue nada bien recibida tanto por sus clientes, como por la población en general y menos por sus trabajadores, ya que obedece a un enfoque empresarial no social, donde se trata al cliente y trabajador como estadística y activo monetario, no como persona. En el caso de los trabajadores no saben si tendrán empleo una vez concretada la venta, teniendo una gran incertidumbre, marcando así una pésima conducción sobre la venta por parte de Citigroup.

Y si bien como se mencionó, la venta no corresponde a una desestabilización económica o política, si marca una buena oportunidad de negocio para los actores bancarios presentes, quien quiera hacerse de cartera de acuerdo con algunos analistas tendrá que desembolsar unos 15,500 MDD aproximadamente, y como principales interesados nos encontramos a Banorte, único banco mexicano con Carlos Hank Gonzales, y Santander con Ana Botin.

El caso de Banco Azteca con Ricardo Salinas Pliego, es complicado que se concrete, no por tema monetario, sino por enfoque de cartera. La otra opción es la compra por algún banco extranjero como Sabadell, que ya tiene operaciones en México, enfocadas al sector patrimonial y empresarial, pero no de banca de consumo, por lo cual el comprar Banamex, lo pondría en una muy buena posición de mercado.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular

Recent Comments