domingo, noviembre 28, 2021
spot_img
InicioColumnas#DePrimeraMano Grace, el Waterloo de Hipólito: cárcel

#DePrimeraMano Grace, el Waterloo de Hipólito: cárcel

*El huracán avisó con mucho tiempo

*El emblemático caso del predio el Moral

Por Omar Zúñiga

Es sabido de todos, es que Veracruz se encuentra en una zona (LA zona) de impacto de meteoros tropicales.

Esta situación la conocen propios y extraños, y por supuesto, no es nueva para nada, como para que digan -“ay, es que yo no sabía…” o que vayan a salir con la jalada de que es un huracán neoliberal.

Hechas estas aclaraciones, el sábado pasado pegó el tal Grace con una inusitada fuerza de categoría 3, es decir tocó tierra por Tuxpan con vientos sostenidos de 205 km/h y digo inusitado porque pasó de categoría 2 a 3 en un lapso de muy corto.

Sin embargo y a pesar de esta circunstancia, Grace era un meteoro que ya se esperaba, pues se empezó a monitorear, como todos, desde que era un bebé y ni siquiera pintaba para ciclón, pero creció y rapidito pasó de millenial a un Gen X o peor un baby boomer.

El “impacto” fue prácticamente a las 0:00 horas del sábado, por lo que se aventó la puntada de pasarse el finde en tierras veracruzanas con todo y pandemia.

Recorrió tierras jarochas y sus efectos empezaron a sentirse con fuerza en Xalapa y la región a partir más o menos de las 5:00 horas.

En la capital del estado los efectos devastadores se empezaron a revelar unas tres horas después, y los mortales como a las 10:00.

Grosso modo esa fue la cronología del hoy mortífero Grace, que para la hora en que esta columna ve la luz, muy probablemente sus remanentes ya reorganizados nuevamente al tocar aguas del Pacífico, den paso a un nuevo ciclón tropical, cumpliendo así el otro pronóstico, de atravesar el país como Grace por su casa.

Lo verdaderamente importante es preguntarnos porqué, en el caso de Xalapa, el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero con toda la información existente, pues además hay Atlas de Riesgo, no tomó las medidas necesarias de prevención y activó de inmediato, como marcan además las medidas internacionales de Protección Civil, los albergues y evacuar a las familias en zonas de alto riesgo. El objetivo de todo este show es salvar vidas.

Sólo vimos al señor alcalde salir para tomarse la foto -y además cuando dejó de llover, no se fuera a resfriar-, con una pinche herramienta en las manos tratando de palear lodo de una calle y otra de un funcionario echándoselo ¡a un trascabo!, ¡¿por Dios, en manos de quién estamos?!

Mientras estaban en sus pendejadas, los cuerpos de auxilio, los que se la rompen en serio: bomberos y otros cuerpos de rescate como la Cruz Roja buscaban rescatar los cuerpos de siete personas –entre ellas varios menores- que quedaron sepultados bajo toneladas de lodo en la colonia 21 de Marzo, dando lugar a imágenes que le han dado la vuelta al mundo.

Esas vidas que pudieron haberse salvado, evacuadas y resguardadas en un albergue, a cambio las autoridades municipales de Hipólito pagaron los ataúdes y el servicio funerario, ¡cuanta generosidad!

Otro caso, más vigente aún es el de la calle Coralillos, colonia Mártires de Chicago,  -y a pesar de que fue el lugar donde el tal Hipólito llegó pa´la foto- que además de verse afectados como nunca antes, pues hubo vecinos que perdieron todo, y luego de haberse organizado el domingo para levantar basura y medio lavar, literalmente el servicio de Limpia Pública les dejó tiradas sus chácharas, como mudo testigo y recordatorio lacerante de la desgracia que sufren, ojalá y como anhelo, hoy lunes pasen por los despojos.

Y para documentar el optimismo, las imágenes de la tristemente célebre colonia El Moral, donde viven decenas de familias que llegaron orilladas por la necesidad y no para hacer negocio y con voluntad de regularizarse (pagar sus lotes), que dan cuenta de las casas que fueron construidas  a madrazos, con sangre, sudor y lágrimas y con cualquier material menos cemento, se vinieron abajo anegadas por las furiosas aguas del “pequeño” río Sedeño.., el agua tiene memoria.

En este predio precisamente, fue donde Raúl Arias inició su campaña como candidato a la alcaldía, consciente de la importancia de regularizar la tenencia de la tierra para proveerles de servicios básicos.

Hasta ayer, el Ayuntamiento no dio señales de vida, ni de nada… ¡qué poca madre! Debe haber responsabilidad penal para el alcalde.

¡Qué barbaridad!

deprimera.mano2020@gmail.com

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular

Recent Comments