Defiende Coparmex la autonomía de órganos electorales locales; no a la reforma en el IECM

30
  • La iniciativa de reforma a la ley electoral de la CDMX sentaría un mal precedente a nivel nacional
  • Una reforma de esta magnitud debe ser resultado de un diálogo abierto con la ciudadanía y expertos.

En la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex advertimos con preocupación que de aprobarse las reformas al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México se pondría en riesgo la autonomía e independencia del Instituto Electoral local.

La aprobación de estas reformas sentaría un mal precedente a nivel nacional para que, a través de modificaciones a leyes secundarías, se dañe la operación y la autonomía de los Órganos Públicos Locales Electorales (OPLE ́s), e incluso del Instituto Nacional Electoral (INE).

Con el argumento de la austeridad, la iniciativa, que ya fue aprobada en comisiones y que se pretende discutir en el pleno del Poder Legislativo de la Ciudad de México, busca eliminar áreas fundamentales como la Unidad de Vinculación con Organismos Externos, la Unidad de Igualdad de Género y Derechos Humanos, la Unidad de Centro de Formación y Desarrollo, la Unidad de Archivo, Logística y Apoyo a Órganos Desconcentrados y la Unidad de Fiscalización.

Lo anterior es sumamente preocupante, pues la desaparición de estas áreas afecta los esfuerzos que durante años hemos encabezado los ciudadanos para fortalecer la democracia en nuestro País.

Uno de los pilares en este gobierno y que es un mal que nos aqueja como ciudadanía, es el combate a la corrupción; por lo tanto, eliminando áreas fundamentales encargadas de revisar en qué se gasta el dinero entregado a los partidos políticos y de hacer realidad la rendición de cuentas, o aquellas que vigilan que se cumpla con la igualdad de género y se respeten los derechos humanos, se estarían trastocando tareas fundamentales para nuestra vida democrática. Son valores a los que no podemos renunciar.

Tenemos la certeza de que una reforma de esta magnitud, que sienta un precedente a nivel nacional, debe ser analizada a profundidad, a través de un mecanismo de diálogo abierto, transparente, en el que se considere la aportación de la sociedad civil, de los funcionarios, ex consejeros electorales, legisladores y expertos en materia electoral.

Es urgente que, como sociedad, participemos en la promoción del diálogo para evitar el desmantelamiento del IECM a través de la aprobación de esta reforma que es grave no solo para la Ciudad de México, sino para todo el país, pues no se trata de una simple reducción presupuestal, sino de un cambio estructural que resta capacidad y afecta la labor profesional y la operatividad del instituto.

Desde Coparmex, exhortamos a las diputadas y diputados del Congreso de la Ciudad de México a debatir con ideas y generar propuestas que consoliden nuestra democracia. Hagamos mesas de trabajo donde podamos generar los cambios adecuados para tener más y mejores herramientas democráticas. Nuestra sociedad lo necesita.

Nos pronunciamos a favor del Estado de Derecho, de la democracia, de la autonomía de los órganos responsables de organizar las elecciones, de dar certeza a la participación ciudadana y por ello rechazamos reformas que afectan la autonomía de los institutos electorales y dañen el fortalecimiento y la consolidación de nuestra democracia.

Deja un comentario