Sinergia entre academia y sociedad es clave para la sustentabilidad

38
  • Ana Rosa Rodríguez Luna, investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, compartió con la comunidad UV su experiencia sobre el tema
  • La aplicación del conocimiento y la educación son un soporte indispensable al prevenir, controlar o evaluar el impacto de las actividades antropocéntricas sobre los recursos naturales

Carlos Hugo Hermida Rosales (Universo)

Fotos: Omar Portilla Palacios 

21/06/2022, Xalapa, Ver.- “Las alianzas entre la academia, la sociedad civil, el sector gubernamental y la iniciativa privada, son fundamentales para realizar una adecuada gestión ambiental que propicie la sustentabilidad”, afirmó Ana Rosa Rodríguez Luna, investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, al dictar una ponencia en el auditorio de la Unidad de Ciencias Biológico-Agropecuarias de la Universidad Veracruzana (UV).  

En el evento, organizado por la Maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, Rodríguez Luna mencionó que al no ser politizada la academia puede trabajar en las comunidades un lapso de tiempo indefinido, en distintas actividades como la formación de recursos humanos y prestación de servicios.  

Ello conlleva la participación social, intervención educativa, y un fomento a la movilidad que posibilite realizar la gestión ambiental necesaria.  

La investigadora explicó que las alianzas con la iniciativa privada permiten avanzar a proyectos que requieren financiamiento, y con las entidades gubernamentales sirven para identificar problemáticas y legislar en torno a ellas.  

Por su parte la academia, a través de las líneas de generación y aplicación del conocimiento, reconoce la forma de abordar problemas desde la investigación.  

Rodríguez Luna puntualizó que en el caso particular de Tabasco, es indispensable buscar alternativas que propicien sustentabilidad, por medio de los saberes y el sentir de las comunidades rurales respecto a las pérdidas que han tenido debido al incremento del nivel de los ríos en temporada de lluvias.  

Para esto es necesario trabajar a través de la organización de la base social, y el impulso al empoderamiento de los pueblos originarios, que en muchos casos habitan en las zonas de mayor afectación.  

Mencionó que la investigación básica, la aplicación del conocimiento y la educación son el soporte fundamental al prevenir, controlar o evaluar el impacto de las actividades antropocéntricas sobre los recursos naturales.  

“A partir de la gestión ambiental se fortalecen las capacidades y valores de la población y se promueve la construcción de una conciencia ecológica, con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas”, concluyó.  

 

La ponencia fue dirigida a estudiantes de la Maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad

Deja un comentario