Milpa, vital para la preservación de la riqueza alimentaria

0
54
  • Derivado de este sistema agrícola tradicional, se han preservado más de 60 razas distintas de maíz en el país, cinco especies de frijol, de calabaza, chiles silvestres y una gran variedad de quelites

Paola Cortés Pérez (Universo)

29/12/2021, Xalapa, Ver.- La milpa es el sistema agrícola tradicional que ha sobrevivido a lo largo de la historia y para muchas familias mexicanas representa la subsistencia, buena alimentación, salud y, por supuesto, la conservación de la agrobiodiversidad, destacó Citlalli López Binnqüist, coordinadora del Centro de Investigaciones Tropicales (Citro) de la Universidad Veracruzana (UV).

Es un sistema conformado por un policultivo, es decir, diferentes cultivos en la misma superficie como frijol, calabaza, chiles y otras especies, depende de la región en la que se encuentren. Por ejemplo, en Veracruz se le agregan quelites y otras variedades.

No se puede hablar de un tipo específico de milpa pues cada región tiene un suelo, clima e incluso especies diferentes, por lo tanto varía de una región a otra, incluso de una familia a otra, de ahí que representa un patrimonio biocultural al detonar la relación entre el ser humano y el entorno.

Este modo de producción no está contabilizado dentro de la Encuesta Nacional Agropecuaria 2019; sin embargo, se tiene una referencia respecto del total de superficie sembrada de maíz amarillo y blanco, ambos representan el 54.1 por ciento de hectáreas sembradas de cultivos anuales y perenes en México; y, el 53.23 por ciento de hectáreas cosechadas.

“Los datos demuestran que el cultivo de maíz sigue siendo fundamental para la economía mexicana al ocupar la mitad de las hectáreas de cultivo, pero no representa a la tradición milenaria de la milpa, ya que no se especifica si las hectáreas sembradas representan un monocultivo o un policultivo.”

También se conoce poco sobre los beneficios económicos que proporciona la milpa, lo que sí se sabe es que a nivel familiar representa subsistencia, buena alimentación, salud y, por supuesto, conservación de la agrobiodiversidad.

“La milpa, además de ser fuente de conocimientos, es vital para la preservación de la riqueza alimentaria de la población mexicana. Derivado de este sistema agrícola tradicional se han preservado 64 razas distintas de maíz en el país, cinco especies de frijol, de calabaza, chiles silvestres y una gran variedad de quelites.”

Citlalli López mencionó que la tradición de la milpa es parte de nuestra historia y marca los ritmos calendáricos que se ajustan a las costumbres y tradiciones de nuestro México, por eso resulta esencial mantenerla.

Las 64 razas de maíz que actualmente se tienen registradas son producto, por una parte, de la adaptación a distintas condiciones de clima y suelo que tiene nuestro país y, por otra parte, a la selección para usos culinarios específicos.

“En la milpa se produce no sólo maíz, también jitomate, calabaza y chile, y se recolectan los quelites y plantas medicinales y aromáticas, además de (hospedero de) insectos y también tlacuaches y armadillos, entre otros tipos de animales. La milpa es el corazón de la vida de familias y comunidades rurales e indígenas en México”, da a conocer la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad de esta casa de estudios (CoSustenta).

Debido a la relevancia de este sistema agrícola, el Citro y CoSustenta cada año llevan a cabo la Feria de la Milpa, en la región Xalapa, que en su séptima edición –de 2021– celebró al maíz, la milpa, la cocina tradicional y patrimonio biocultural.

Deja un comentario