El aborto es un asesinato: Papa Francisco; no se debe negar la comunión ni a proabortistas, dice

0
73

El Papa Francisco afirmó este miércoles que el aborto es un “asesinato”, incluso poco después de la concepción; sin embargo, el Sumo Pontífice de origen argentino pareció criticar a algunos obispos católicos de Estados Unidos por tratar la posición proabortista del presidente norteamericano Joe Biden de una manera más política que pastoral.

En el vuelo de regreso de Eslovaquia a Roma, el Papa Francisco fue consultado sobre el debate en el seno de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos acerca de si a Biden, que es católico, se le debería negar la comunión por su apoyo al derecho de la mujer a decidir aunque él esté personalmente en contra del aborto.

Nunca le he negado la comunión a nadie. Pero nunca supe que tenía frente a mí a alguien como quien usted describe, eso es cierto”, respondió el ex cardenal de Buenos Aires, sin dar más detalles.

En junio, una conferencia de obispos católicos romanos de Estados Unidos votó para redactar una declaración sobre la comunión que podría amonestar a los políticos católicos, incluido Biden.

La comunión no es un premio para los perfectos (…) la comunión es un regalo, la presencia de Jesús y su iglesia”, dijo el Papa. Pero remarcó que el aborto es un asesinato (…) Los que practican el aborto matan”.

En la tercera semana después de la concepción, a menudo incluso antes de que la madre sea consciente (de estar embarazada), todos los órganos ya están (empezando a desarrollarse). Es una vida humana. Y punto. Y esta vida humana tiene que ser respetada. Está muy claro”, señaló.

Científicamente, es una vida humana”, reiteró.

El gobierno de Joe Biden pidió formalmente el pasado martes a un juez federal que bloqueara la aplicación de una nueva ley del estado de Texas que prohíbe efectivamente casi todos los abortos en esa entidad bajo un novedoso diseño legal que, según los opositores, pretende frustrar la impugnación judicial.

La ley, respaldada por el Partido Republicano, prohíbe los abortos realizados una vez que se ha detectado actividad cardíaca en el embrión, normalmente a partir de las seis semanas de gestación, muchas veces antes de que las mujeres sepan que están embarazadas.

Deja un comentario