Turismólogo Tito Barquín entrega reconocimiento a La Naolinqueña, por su 40 aniversario

0
1119

Juan Pablo Armas

El reconocido turismólogo veracruzano, licenciado Francisco Tito Barquín —el único que ha sido titular de áreas de turismo en los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal en el estado de Veracruz—, entregó un reconocimiento a la señora Laura Martínez López con motivo del 40°Aniversario del Restaurante “La Naolinqueña”, ubicado en las Trancas del municipio de Xalapa.

El ex Delegado Federal de Turismo, quien se ha convertido en un gran promotor de las riquezas naturales, patrimoniales, humanas y gastronómicas de la entidad veracruzana, entregó en propia mano el reconocimiento por el trabajo incansable que ha realizado la propietaria de este restaurante que ya es una tradición en la capital veracruzana, ubicado en el número 54 de la Avenida Principal de Las Trancas

Originaria de Misantla, doña Laura es una mujer emprendedora, proveniente de la cultura del esfuerzo, que a lo largo de los años, con dedicación, atención y un buen sazón, ha atendido este restaurante que ya es una tradición para Xalapa y toda la región.

“El éxito para mí ha sido la constancia, ofrecer productos de calidad, con un sabor, con un sazón único y sobre todo con buena atención”, indicó la propietaria, luego de recibir el galardón que le llevó el turismólogo, licenciado Francisco Tito Barquín.

“Ha sido una larga historia, una larga trayectoria. Hemos mantenido un compromiso permanente con nuestros clientes y con nuestros trabajadores, para sacar este negocio adelante. Cuarenta años se dicen fáciles, pero no han sido fáciles. Hemos tenido alegrías, tristezas, de todo”, aseveró.

UNA HISTORIA DE ÉXITO

Hace 40 años, rememora doña Laura, acababa de casarse y tenía muchas ganas de luchar. Al lado de su esposo pusieron la miscelánea en esta zona de Las Trancas y ahí, con una paila y carne colgada en el mostrador, empezó esta historia de esfuerzo.

“Así comenzó nuestra historia como matrimonio y como comerciantes. Le echamos muchas ganas. Empezamos con una mesita, donde comíamos él y yo. Yo hacía la comida ahí para no ir a la casa. La gente al vernos comer ahí, en nuestra mesita, nos decía: oiga, por qué no nos vende de sus tortillitas, porque toda la vida nos ha gustado comer tortilla de mano”.

—¿Qué caracteriza a La Naolinqueña?

“Las tortillas de mano, la atención, el sazón, lo natural, la higiene. Todos los platillos están hechos con mucho amor, como para chuparse los dedos”.

Laura Martínez López le apuesta en La Naolinqueña a los ingredientes naturales y frescos y no a la comida procesada o “rápida”.

“Para mí esto es más sano que lo moderno. A mucha gente le gusta más la pizza o la comida rápida, pero aquí nosotros ofrecemos un rico consomé de pollo, una sopa de médula, una sopa de setas, una ensalada o las enfrijoladas que tanto les gusta a chicos y grandes”.

Además, añade, el mole casero, la barbacoa de borrego, de ternera, de pollo, los mariscos frescos y la mejor arrachera de la región.

“Todos nuestros platillos son naturales. Me voy a Misantla o a Naolinco por la carne de res, por el puerco, que son naturales, que no están cargados de químicos o sustancias. Por ahí debemos de empezar, porque hay mucha clase de carne, pero la de la naolinqueña es única”, concluye.

Deja un comentario