viernes, octubre 22, 2021
spot_img
InicioColumnas#DePrimeraManoTajín Cuba y México

#DePrimeraManoTajín Cuba y México

* Es lo mismo, pero no es igual

* Intolerancia no es democracia

* Polarización social

* Apesta elección a diputado Huatusco

Por Omar Zúñiga

La crisis que se vive en Cuba en estos momentos es un hecho sin precedentes en la historia de la isla, en muchos sentidos.

Quizá el evento más cercano sea el conocido Maleconazo de agosto de 1994 que dio origen a la llamada crisis de los balseros, que arropados en la ley “pies secos, pies mojados” (por cierto, abolida por Barack Obama), le permitía a los cubanos migrantes llegar a costas estadunidenses y si, literalmente podían dejar el mar, la libraban y en automático se hacían acreedores al asilo. Este movimiento que sofocado de inmediato por el mismísimo comandante Fidel Castro y duró lo mismo que un pedo en una hamaca…

Pero las protestas de la semana pasada traen mucha cola y el asunto de fondo está muy complicado, pues es multifactorial y quizá su génesis se remonta al para nada lejano 27 de noviembre de 2020, cuando un centenar de cubanos, pero que representan a la élite intelectual y artística, encabezaron una protesta afuera del Ministerio de Cultura originada a su vez, porque un día antes la policía cubana le arreó a macanazos  a un grupo de jóvenes que exigían la liberación de un rapero amigo suyo.

Pero a raíz de esto, la represión en contra del pueblo cubano se intensificó y los cubanos  empezaron a guardársela al gobierno de Miguel Díaz-Canel, hasta que hartos de las circunstancias  de represión, hambre ciertamente, pero también de libertades  y necesidades (energía eléctrica, por ejemplo) salieron a las calles a gritar que ya estaban hasta la madre y exigir lo mismo grupos de izquierda que pedían un socialismo justo –no autoritario- ,que la derecha que busca la intervención del gobierno de Joe Biden.

Contra todos ellos arreó Díaz-Canel y le puso el cascabel al gato al llamar a sus hordas a enfrentarse a los manifestantes, con el pretexto pueril de que eran “traidores a la Revolución”, un discurso, que no por justo y bien trovado deja de ser puro cuento, un discurso, pues, de los 60 o 70…, ¿le suena conocido? Y venga, salió la policía uniformada, la policía política y los simpatizantes a repartir candela, el resultado: un muerto y varios desaparecidos, presumiblemente detenidos, presumible y deseablemente…

Todo esto viene a cuento porque tuve la oportunidad de entablar comunicación con un joven editor de un portal electrónico de La Habana que además me expuso lo complejo que es un sistema tan polarizado como el que se está dando en Cuba actualmente, en el que unos agreden a otros y en el que todo el mundo piensa que tiene la razón, “o sea, tenemos que partir de la idea de que no existe la razón. Existen razones, no existe la verdad, existen verdades.

“Y una república en el que todo el mundo quepa se construye a partir del respeto de todas esas verdades individuales. Una República en el que todas esas verdades puedan vivir en armonía y la convivencia nacional se dé en que pueda existir una persona que sea partidario de el neoliberalismo y otro que sea partidario del comunismo más recalcitrante.

“Eso es lo que hace que una República sea democrática e inclusiva. Por el contrario una República no es inclusiva si tú sólo puedes decir lo que desde el poder se quiere escuchar. Una república es democrática e inclusiva si es capaz de vivir con el disenso, porque el disenso es normal, el disenso es lo más común del mundo. Tú no tiene por qué estar de acuerdo con todo lo que yo te estoy diciendo”.

Y sí, es algo así como tu libertad termina donde la mía empieza.., es decir, la situación que sufre el hermano pueblo cubano actualmente, tiene su origen en broncas que se han venido arrastrando en muy buena parte por la ineficacia del gobierno y su mala toma de decisiones.

Sin querer ser ave de mal agüero, porque además me parece de muy mal gusto y una soberana pendejada, comparar a países como Cuba o Venezuela con México, pero me parece que una opinión de esta naturaleza, de alguien que prácticamente nació con crisis, que ha vivido y se ha desarrollado en un régimen autoritario, es como para pensarle y poner las barbas a remojar. México no es Cuba, cada quien con su cada cual, y así, yo no quiero que sea.

Quiero dejar de manifiesto mi absoluto respeto y admiración por el pueblo isleño, tengo amigos cubanos y desde aquí un gran abrazo solidario.

*****

De regreso en la aldea, acá en la zona centro, Rosa Elena Sampieri Marín, candidata (perdedora hasta el momento) por el distrito local 18 con cabecera en Huatusco, de donde es originaria, aunque avecindada en la colonia Manuel González, de profesión maestra de preescolar, pero con la grilla en la sangre, fue abanderada por el PVEM y a su vez arropada por la alianza con Morena y le PT para la diputación.

Pues bien, resulta que la elección, “oficialmente” (así, entrecomillado) la ganó Hugo González Saavedra, candidato panista, arropado por la alianza con PRI y PRD (¿qué es el PRD?).

Digo entrecomillado porque la elección está impugnada.., así es, adivinó, porque hubo un cochinero, uuuf.

Sin entrar en detalles (ahorita entramos) la diferencia entre ambos candidatos es de sólo 523 votos, y aunque en nuestra democracia se gana y se pierde por un voto, la ley electoral vigente obliga –gracias a un tal López Obrador- a que todos los paquetes electorales se abran y se realice el famosísimo recuento voto por voto, casilla por casilla, cuando la diferencia entre el primero y el segundo lugar sea menor al uno por ciento y en el caso en comento, esta diferencia es de 0.5 por ciento, es decir, si las matemáticas no se equivocan, es menor a uno y el recuento debió realizarse en la junta distrital  del OPLE, así, sin más ni más.

Sin embargo, y pasándose la ley por el arco del triunfo, el señor que trabaja  de presidente del órgano local ,de nombre Apolinar González Cessa, no quiso abrir los paquetes electorales y sometió a votación la aprobación de la elección como iba…, así nomás.

Pero la información no para ahí, pues en Tepatlaxco, uno de los municipios que integran el distrito local, el cochinero estuvo peor, pues “vándalos” ¿policías municipales esquiroles? de quien presuntamente lidera el grupo Coscomatepec, Serafín González Saavedra, presidente municipal y sí, los apellidos coinciden con los de Hugo, quemaron tres casillas que representan la  sección electoral 3755 y donde misteriosamente habría ganado Sampieri.

Sin embargo, antes de la quemazón, “alguien” envío fotografías de las actas que supuestamente daban el gane a Hugo González a la sede del OPLE y con eso, sin haber actas físicas, el presidente Apolinar González Cessa avaló el triunfo de la alianza.

¿Porqué lo hizo? porque quizá y sólo quizá, algo tenga que ver que Brenda Medina Acosta persona mucho muy cercana a Leonardo Ruiz Colorado, suplente del candidato ganador Hugo González, trabaja en la junta distrital del OPLE.

El asunto es que la elección está impugnada ante el Tribunal Electoral de Veracruz y el resultado está en el aire. Se deberán agotar las instancias y que decida la autoridad, es decir un gane en la mesa, los votantes valieron madre.

Lo realmente preocupante es que, a juzgar por este tipo de actos,  la autoridad electoral se ha prestado a avalar triunfos que no lo son o bien que son dudosos, pues se supone se selecciona a ciudadanos de honorabilidad a toda prueba…, ¿plata o plomo?

Lo mismo pasó en Xalapa, donde más del 35 por ciento de las casillas de la elección a presidente municipal tenían inconsistencias graves y el consejo municipal del OPLE decidió tomar una muestra de nueve casillas, bajo el argumento de que era mucho trabajo y el resto es historia.

*****

Hoy empieza la vacunación antiCovid al los treintañeros. Enhorabuena. Es lo mejor que puedes hacer. ¡Gracias!

¡Qué barbaridad!

deprimera.mano2020@gmail.com

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular

Recent Comments