Por el cariño al maestro Guillermo Zúñiga, doné mi trabajo: Edith Berlín

9 diciembre, 2023 12:49 pm

· La escultora del monumento que será develado este sábado, cuenta el proceso de creación que inició hace 10 meses, cuando un grupo de xalapeños, amigos del profesor Zúñiga, le pidieron que participara.

Xalapa, Ver., 22 de abril de 2016.- Hace diez meses, cuando un grupo de amigos del maestro Guillermo Héctor Zúñiga Martínez le plantearon sumarse al proyecto de creación de una estatua, la escultora Edith Vázquez de Berlín no lo pensó dos veces y se unió a este proyecto colectivo.

“Doné mi trabajo, por el cariño que siempre le tuve al maestro Guillermo Zúñiga y lo hice con mucho gusto, así como doné una obra del padre Martín del Campo para la Asociación Ayúdame Hermano Tengo Cáncer (AHTECA) de aquí de Xalapa”, indica.

Comenta que de esta manera ella se sumó al homenaje que se realiza, a un año de fallecimiento, al fundador de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV). “Lo hice con mucho gusto, con mucha emoción y con mucho cariño, porque me parece muy importante reconocer el trabajo y el legado de un hombre que dedicó gran parte de su vida a la educación en Veracruz”, aseveró.

Edith Berlín, autora del monumento a Rafael Guízar y Valencia, erigido en Las Puentes, municipio de Coatepec; del nuevo de Rafael Murillo Vidal, instalado en la avenida que lleva su nombre, de un busto de Luis G. Rendón, ubicado en el parque Juárez de la capital y de esculturas significativas dedicadas a la Justicia y a Aristóteles, dice que esculpir una obra de Guillermo Zúñiga Martínez fue un reto.

“Al maestro lo conocí desde muy niña, era un hombre muy amable, muy cariñoso, de una gran sonrisa y que siempre tendía los brazos para saludarte y apoyarte. Me involucré durante ocho meses en la construcción, con mi equipo de trabajo, para tener una obra elaborada en bronce a la cera perdida, que mide 3 metros de altura y pesa una tonelada con 200 kilogramos”.

Dice que para ella fue muy significativo poner al maestro con los brazos abiertos, porque siempre fue un hombre muy generoso, que ayudó a mucha gente, que siempre tenía una palabra para el que la necesitaba y apoyo para quien lo requería y ahorita ahí estará, en la Avenida Xalapa, con los brazos abiertos, como ejemplo para todos los xalapeños.

La escultora señala que el Paseo de los Veracruzanos Ilustres en la Avenida Xalapa fue el lugar que sugirieron para su instalación, enfrente a otro gran educador, Rafael Ramírez, “y ahí está, en un lugar hermoso de Xalapa, en el que hemos propuesto que se mejore, para que todo el recorrido, hasta el hemiciclo, sea utilizado para la convivencia de las familias xalapeñas”, concluyó.

Deja un comentario