Hay que seguir limpiando, desbrozando el camino para los que vienen: López Obrador

  • Anuncia que enviará otra iniciativa de reforma al 127 constitucional.

Nidia Miles / Enviada

Ciudad de México. – Al señalar que “hay que seguir limpiando, desbrozando el camino para los que vienen detrás de nosotros”, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este día en su conferencia mañanera que antes de que se vaya, “no es amenaza, ni siquiera advertencia, es un compromiso que tengo, voy a volver a enviar otra iniciativa de reforma al 127, para que quede más claro. No debería de proceder el amparo. Todavía tengo cosas ahí”, sentenció.

Una vez más, el mandatario mexicano se lanzó en contra del Instituto Nacional Electoral y los organismos autónomos. Dijo que, en el antiguo régimen, cuando había opositores, se creaban instancias para meterlos ahí. “Decía Porfirio Díaz: ese gallo quiere maíz. Y maiceaban al gallo y dejaba de cantar el gallo. Una forma de maicear en los tiempos del neoliberalismo era crear instituciones y pagarles. Imagínense, cuanto gana el de la transparencia, como 300 mil pesos mensuales, en un país con tanta pobreza”, aseveró.

“Un ministro de la corte 500 mil pesos mensuales. El del INE, 300 mil pesos mensuales. La Constitución establece en el artículo 127 que ningún funcionario puede ganar más que lo que obtiene el presidente de la república. ¿Saben qué hicieron? Se ampararon”, dijo, al referirse a las acciones que tomaron ministros y autoridades de organismos autónomos en relación a los salarios.

“Yo debo de ganar como 200 en bruto. La mayoría de todos los directivos de estos organismos autónomos entre comillas ganan más. Yo celebro que estés preocupado por eso, porque sí es un grave problema el de la corrupción”, le dijo al reportero que le preguntó.

“No es pandemia, es una peste. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes”, sentenció.

“Eso es lo que ha dado al traste con todo. Esa es la causa principal de la desigualdad económica, de la pobreza, de la violencia, la corrupción”, dijo.

“Si logramos desterrarla, dicen no, va a ser muy difícil, no, si hay voluntad arriba y sí, va quedando, hay sí, como una enfermedad, por la ambición al dinero, que tenemos que irla contrarrestando, que esa es parte de la revolcón de la conciencias, que las personas valgan por sus principios, por sus ideales, por su humanismo, que las personas sean felices por eso y no por los bienes materiales que acumulen”.

“Tenemos que avanzar. Nos pasa a notros, tenemos que andar pendientes, es un hambre de dinero, es como cuando llegaron los invasores, los conquistadores, pero no solo por eso”.

“Decían que nosotros teníamos una enfermedad muy grave, muy grave, muy grave, le decían a los indígenas, que solo se cura con el oro. Esa enfermedad existe, es un vicio. Entonces es una adicción, y hay que andar pendiente pero cuando menos, además de erradicarla, no dejar de señalar a los corruptos”.

“Porque eso es lo que nos va a sacar adelante”.

“Yo siempre pongo el ejemplo de Dinamarca, es más pequeño, pero no hay corrupción. Es más, no se entiende cuando uno habla de corrupción.”

“Como no hay corrupción en ese país no hay pobreza y no hay violencia y tienen establecido lo que se llama Estado de Bienestar”.

“Porque no hay corrupción”.

“Tiene que ser un ideal”.

“Nos pueden decir o antes pensábamos, cuál es el principal problema de México. La salud, la educación… Todo eso, pero lo principal, lo que genera o produce todo eso es la corrupción”.

“Porque nuestro país tiene muchísimos recursos naturales. Lo han saqueado por siglos y todavía tenemos recursos para sacar adelante a México, como se está haciendo, además un pueblo bueno, un pueblo trabajador”.

“Esta es una élite de corruptos que no pudieron porque vaya que lo intentaron, corromper a todos, que ese modelo se hiciera extensivo y no, ese modelo no está en los pueblos ni en las familias de la mayoría de los mexicanos”.

“No pudieron y vaya que insistieron. Que el que no transa no avanza. Que la moral es un árbol que da moras y que sirve para … político pobre, pobre político, que para ser político se necesitaba tener dinero y otra cosa que decían mucho, este es bueno para gobernar, porque ya tiene, ya no va a robar. No, dinero llama dinero”.

“Se necesitan principios, se necesitan ideales. Eso es lo fundamental para tener una sociedad mejor”.

“Y sí se puede, porque este país tiene raíces profundas, una cultura o tenemos culturas de raíces profundas, milenarias, donde estoy seguro que no había esa vocación o esa ambición a lo material, porque si no, tendríamos el problema de la corrupción en toda la sociedad y no, no, la tenemos arriba, en las élites”.

“Tengo casos, muchísimos, de gente humilde. Antes la gente sembraba su maíz, tenían sus milpas, cosechaban y dejaban en trojes, en el campo, su maíz y nadie se los robaba”.

“No tenían ni siquiera la idea de la corrupción, de que había que robar. Todo esto ha ido cambiando, pero a mí me tocó ir a comunidades, allá por finales de los 70, que la gente no, se quedaban dormidos con la puerta abierta. Los valores, la cultura de nuestro pueblo, es lo que nos ha sacado adelante ante todas las calamidades. Eso es a lo que hay que apostar”, sentenció.

Deja un comentario