lunes, agosto 15, 2022
spot_img
InicioColumnas#LosJueves Escuchar al pueblo

#LosJueves Escuchar al pueblo

Miguel Valera

Paso de Ovejas ha vivido tiempos aciagos. Sí, así como dice el diccionario: de tristeza y sufrimiento. De pronto, como escribió el viejo Isaías, “el pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz; a los que habitaban en tierra de sombra la luz resplandeció sobre ellos”. Eso sintieron muchos pasovejenses con la llegada de un nuevo gobierno. El ánimo y la esperanza, con todo lo que esta noble palabra significa, los inundó.

No conozco personalmente al presidente municipal Mario Máfara Ramírez ni estoy seguro si es o no familiar de un viejo ex compañero, el padre Darío Máfara Lagunes, con raíces en esta demarcación, sin embargo, en Tolome, desde que buscó la candidatura al gobierno municipal, Gonzalo Villa “Rivelino”, me ha hablado siempre maravillas de él. Nunca he puesto en dudas sus dichos y comentarios y siempre ha quedado pendiente el encuentro que me ofreció para visitarlo en su carnicería.

Mi comentario viene a colación porque en estos días el munícipe ha entrado en una polémica por la construcción de una sucursal del Banco del Bienestar en la plaza central del pueblo, justo enfrente de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe que tan bien construyó el padre Miguel Canelo Sánchez, de feliz memoria.

La gente se ha acercado al munícipe para explicarle las razones de por qué no quieren la obra en ese lugar. El lunes montaron una lona para explicar sus motivos: “Sí al Banco del Bienestar. No a la destrucción de este lugar. Razones: Porque es un área verde recreativa, Porque es un daño directo al Centro Histórico avalado por el INAH, Porque obstruye el paso peatonal e imagen del santuario”.

El martes la lona desapareció. —¿Cómo?, le preguntaba a un poblador. —Todo gobierno, emanado de cualquier fuerza política, lo primero que tiene que hacer es escuchar a la gente. Si les resuelve o no el problema es otro tema, pero escuchar a la gente es gratuito, no cuesta nada. —Pues no, la lona fue vandalizada.

Este miércoles me reportaron que una persona fue agredida y también me han dicho que, en redes sociales, una cuenta de Facebook, Kiki Semen Lobato, atribuida “presuntamente” a familiares del munícipe, llegó incluso a amenazar al sacerdote del lugar, el padre José Hernán Jarquin Jaime.

No tiene caso reproducir lo publicado en ese perfil de Facebook ni las amenazas, aunque el obispo y la autoridad correspondiente no deben minimizarlas. Lo cierto es que el responsable de la política de este municipio, el primer mandatario de Paso de Ovejas debe poner orden y atender esta situación, para que la situación no se agrave.

“Si quieren ayudarle al presidente, mejor que le digan que escuche lo que la gente está diciendo. Nosotros no nos oponemos a la construcción de ese Banco, porque sabemos que traerá beneficios a la población. A lo que nosotros nos oponemos es a que se destruya el Centro Histórico, a que se levante ahí una construcción que tape la iglesia que es un patrimonio de todos”, dijo uno de los quejosos.

Ahí están los hechos. Sabia virtud de escuchar al pueblo, que se hace más difícil cuando el aire del poder llega a la cabeza.

Nos vemos los jueves

valeramk@hotmail.com

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular

Recent Comments