Decidirá juez británico el 17 de febrero extradición a México de Karime Macías

0
81

Agencia Espejo del poder

La Corte de Magistrados de Westminster, del Reino Unido, concluyó este lunes la presentación oral de los alegatos en el caso de extradición a México de Karime Macías Tubilla, ex esposa del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, preso desde 2017 en el Reclusorio Norte de la CDMX, donde el ex mandatario veracruzano cumple una sentencia de 9 años por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

Macías Tubilla fue acusada por la Fiscalía General del Estado, a cargo aún del abogado yunista Jorge Winckler, de desviar recursos del Sistema estatal del DIF mediante   licitaciones amañadas y a través de empresas fachada.

En sus declaraciones finales, tanto el abogado defensor de Macías, Aaron Watkins, como el representante del gobierno mexicano, el británico Mark Summers, reafirmaron sus posturas ante el juez de la alta corte de Londres, Paul Goldspring, publicó este mediodía en su portal digital el diario EL UNIVERSAL.

El periódico capitalino informó que el juez británico marcó en su agenda el 17 de febrero como el día en que decidirá si la ex esposa de Duarte de Ochoa es enviada o no al Centro Federal de Readaptación Social Femenil Morelos (CPS 16), para enfrentar la justicia mexicana.

Summers  adelantó que presentará por escrito la sentencia en la que hará referencia a los puntos más importantes expuestos por las partes. Pidió un plazo de poco más de cinco semanas para tener tiempo suficiente para analizar toda la información y así presentar una sentencia en la que explicará los elementos que condujeron a la decisión.

La audiencia fue fijada a las 14:00 horas, tiempo de Londres (21:00 horas de la CDMX), y la acusada deberá llegar con 30 minutos de antelación.

De acuerdo con la crónica periodística, la quinta audiencia duró unas cinco horas y abrió con la intervención de Watkins, quién insistió en que Macías no fue el “cerebro” detrás de los fraudes supuestamente cometidos en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Veracruz durante la administración de su ex esposo Javier Duarte (2010-2016).

Aseguró que se trata de un caso sin precedentes y resaltó que se reclama su extradición sin presentar evidencias sobre los crímenes económicos que se le adjudican, enfatizando que sólo son acusaciones basadas en sospechas e investigaciones preliminares.

“¿En dónde están los testigos aportando evidencia directa de conversaciones con Tubilla? ¿En dónde están los correos girando instrucciones? ¿En dónde están los registros de los encuentros demostrando una posible conducta inapropiada? ¿En dónde está la ruta del dinero mostrando fondos del DIF de vuelta a Tubilla? No hay nada de esto”, reiteró Watkins.

El abogado defensor también centró su artillería en tratar de distanciar a Macías de su ex marido Javier Duarte, condenado a 9 años de prisión por delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Señaló que los nombramientos realizados por Duarte en el DIF durante su mandato, de ninguna manera tienen conexión con su clienta. “El tener vínculo con Duarte no significa que tenga un vínculo con Tubilla”, argumentó.

Igualmente hizo referencia a lo que describió como falta de garantías para Macías de ser enviada al CEFERESO en cumplimiento a la orden de entrega presentada por el gobierno mexicano.

“México tiene problemas muy serios con la tortura”, indicó, retomando los testimonios orales previamente presentados ante el tribunal por Juan Antonio Nemi Dib, ex director del DIF de Veracruz, y Juan Méndez, quien fuera Relator Especial de la ONU sobre la Tortura.

Al concluir la defensa, Mark Summers arrancó de inmediato, sin darle al juez tiempo de llamar a la pausa. Desgranó uno a uno los tres capítulos usados por la defensa para tratar de persuadir al juez británico.

“Tenía conocimiento y estuvo involucrada (…) la evidencia de fraude establecida, no solo es completa, sino íntegramente convincente”, sostuvo.

El abogado, considerado uno de los mejores del mundo en materia de extradición, puso particular acento en las declaraciones de Laura Elena Vega Martínez, quien fuera jefa del Departamento de Licitaciones del DIF y cuyo testimonio es clave para implicar a Macías.

De acuerdo con la ex funcionaria estatal, por instrucciones de sus superiores, quienes a su vez eran presuntamente subordinados de Macías, siempre se invitaba a las mismas empresas a las licitaciones para la firma de contratos fraudulentos.

Contrario a los argumentos de la defensa, Summers dijo que la autoridad mexicana sí ha seguido la ruta del dinero, la cual ha llevado a identificar 36 empresas fachada y 13 entidades por las que se daba salida al dinero.

“Hay evidencia indirecta igual de convincente de beneficio financiero resultado de este fraude”, aseguró resaltando que hay información suficiente de que “la acusada estuvo viviendo por encima de sus posibilidades”.

En cuanto al testimonio de Nemi Dib, quien también se desempeñó como secretario de Salud en el sexenio duartista y es figura estelar de la defensa para tratar de echar abajo la extradición bajo el riesgo de tortura, señaló que sus dichos están llenos de inconsistencias, mentiras y contradicciones. Para el abogado, la participación de Nemi Dib en el tribunal londinense fue porque “lo asustaron o le pagaron”.

En la recta final de su intervención, Summers reiteró que de ser enviada a México, Karime Macías dormirá sin excepción en el CPS 16 y será trasladada a los juzgados en helicóptero a Veracruz.

Dijo que si las garantías de seguridad ofrecidas hasta ahora son insuficientes, el gobierno mexicano está dispuesto a hacer más en conformidad con lo que solicite el juez para garantizar su seguridad y garantías individuales.

Luego de ser ubicada por autoridades veracruzanas y poner a circular una orden de extradición a través de Interpol, Macías Tubilla recibió el 29 de octubre de 2019 un citatorio para presentarse en la oficina de policía de Westminster, la bulliciosa área del gobierno británico cerca del palacio de Buckingham.

La ex cónyuge de Javier Duarte quedó en libertad para enfrentar el proceso tras pagar 150 mil libras esterlinas como fianza. Las audiencias comenzaron el pasado 22 de noviembre, después de tres aplazamientos.

Deja un comentario