“Me tienen secuestrado, soy inocente”, dice Del Río Virgen en sus primeras palabras desde la cárcel

0
40
  • José Manuel del Río Virgen, funcionario del Senado y cercano a Ricardo Monreal, envió unas palabras desde prisión a través del senador Eduardo Ramírez; narra que sólo recibe una comida al día y comparte celda con 27 personas

Voy a resistir, soy inocente”, aseguró el secretario técnico de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, José Manuel del Río Virgen, preso en el penal de Pacho Viejo, Veracruz, acusado de presuntamente ordenar el asesinato de René Tovar, candidato de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Cazones de Herrera.

En sus primeras palabras desde que fue detenido el pasado 22 de diciembre, Del Río Virgen platicó el lunes pasado vía telefónica con el senador Eduardo Ramírez Aguilar, expresidente de la Mesa Directiva y miembro de la Comisión Especial del Senado para investigar abusos de poder y violaciones a los derechos humanos en Veracruz.

El secretario técnico de la Jucopo denunció que en la prisión solo recibe un alimento al día y comparte una celda de cuatro metros cuadrados con 27 personas.

“Me tienen secuestrado aquí en este espacio. He compartido la celda con más de 27 personas dentro. Me dan de comer solamente una vez al día y creo yo que lo están haciendo bien, pero mi capacidad de resistencia es muy amplia. Voy a resistir”, confió en su charla con Ramírez Aguilar.

El senador morenista informó que en su plática telefónica notó a Del Río Virgen en un estado anímico “muy echado para adelante” y hasta de buen humor.

“Soy plenamente inocente, no tengo nada de que arrepentirme. Se lo he dicho a mi familia, a mi esposa, a mis hijas, a mis hijos”, comentó el funcionario de la Cámara de Senadores, quien narró lo qué pasó por su mente cuando lo detuvieron.

“Al principio pensé que era un secuestro, después me di cuenta de que me llevaban a un reclusorio”,  recordó.

“Yo estoy en calma, solamente les pido que no me dejen solo”, le dijo al senador Eduardo Ramírez, al tiempo que consideró que su encarcelamiento sin pruebas “es un acto muy injusto”.

También apeló a “la generosidad de los impartidores de justicia a partir de las pruebas que presente mi defensa”, además de que confió en que no se sigan cometiendo este tipo de atrocidades.

José Manuel del Río confesó que lo único que le preocupa es que pase el tiempo y no se resuelva su situación, pero subrayó que “no será la primera batalla que tenga que sortear. Uno a veces tiene que enfrentarse con su destino”.

Pidió al expresidente del Senado que les transmita un saludo “a todos los compañeros del grupo de Morena, de los grupos parlamentarios, que he sentido su apoyo. Yo no tengo acceso a la información pero quiero decirte que estoy muy tranquilo, estoy muy en paz”.

Con información de El Universal.

Deja un comentario