Operativo de alcoholimetría contiene euforia de xalapeños

0
63

Juan Pablo Armas e Israel García

Desafiando a la pandemia del COVID-19 que aún no ha sido desterrada y cuya variante ómicron ya se encuentra en tierra azteca, generando temor y temblor entre especialistas y personal de salud, los xalapeños se encuentran desatados en cuanto a la vida social decembrina, impulsada por los aguinaldos que ya están siendo dispersados entre la burocracia de la ciudad.

Este flujo de papel moneda, que ha incentivado la economía local, también ha sido aprovechada por las autoridades de Tránsito del Estado, quienes, a través del operativo de alcoholimetría, no sólo atienden la seguridad de los capitalinos, sino que llenan sus arcas con las multas estratosféricas de quienes han consumido bebidas alcohólicas en estos días.

Este viernes, en un operativo que inició a las 22 horas y concluyó a las 04 de la madrugada del sábado, los elementos de la dependencia estatal se ubicaron en el Circuito Presidentes generando un impresionante caos vial, para detener a diversos xalapeños que no pasaron la prueba de alcoholimetría.

Aunque el operativo es necesario y ha sido calificado como “positivo” por un sector de la población, otros se quejan de los abusos y las multas estratosféricas que cobra la dependencia, que incluye el arrastre de los vehículos y su respectiva liberación.

Deja un comentario