Reitera nuevamente titular de la Sedena que Fuerzas Armadas no aspiran al poder político

0
163
Fotografía de Presidencia de la República.

Agencia Espejo del poder

Al participar en la ceremonia conmemorativa del 111 aniversario de la Revolución Mexicana, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval González, reiteró una vez más ante el presidente Andrés Manuel López Obrador que “las fuerzas armadas y la Guardia Nacional tenemos claro que la subordinación al poder civil es norma, responsabilidad y convicción, debido a que la profesión militar jamás contempla aspiraciones políticas, su esencia es otra y se puede apreciar en las acciones que realizan las tropas a lo largo y ancho de la república mexicana”.

En el acto encabezado por el Jefe del Ejecutivo federal, y ante los representantes de Poder Legislativo y del Poder Judicial, el titular de la Sedena señaló: “Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de nación que está en marcha, porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieran existir, nos une la historia, el amor por la tierra que nos vio nacer y la convicción de que sólo trabajando en un mismo objetivo podremos hacer la realidad de México».

“Cada día las fuerzas armadas continuaremos poniendo todo el empeño en el cumplimiento de las misiones y tareas que tenemos encomendadas, porque estamos seguros de que ese es el camino para que nuestro país siga desarrollándose en concordancia con esto”.

En su discurso, el general resaltó que el 20 de noviembre es una fecha de gran significado y valor histórico “para todos los mexicanos, en virtud de que un día como hoy, pero de 1910, se inicia la Revolución Mexicana”, un “movimiento social, político y económico, que representó la tercera transformación nacional”.

Dijo que este gobierno ha dado seguimiento a las tres anteriores transformaciones históricas nacionales, y mencionó que el movimiento revolucionario “agrupó los anhelos de todos los mexicanos ávidos de democracia, de justicia social e igualdad, y democracia para hacer valer la soberanía del pueblo y sus derechos políticos; justicia social como elemento primordial para la convivencia en paz, y el progreso de la sociedad para que cada ciudadano tuviera acceso a mejores oportunidades para vivir, con bienestar e igualdad para que todos los mexicanos gozaran de los mismos derechos sin distinción alguna para cristalizar estos deseos del apóstol de la democracia.

“Francisco I. Madero concibió y puso en ejecución el Plan de San Luis, donde quedó plasmado el primer fundamento ideológico de la Revolución Mexicana- De de este modo, a las seis de la tarde del 20 de noviembre de 1910, iniciaría el movimiento, y que tras la muerte de Madero en 1913 continuaría Venustiano Carranza, quien conformó al Ejército Constitucionalista, nombre que en el Plan de Guadalupe del 26 de marzo de 1913 se le dio a la fuerza organizada para restablecer el orden constitucional, que fue el origen de nuestro actual Ejército Mexicano.

“Una fuerza surgida del pueblo que luchó contra la ilegalidad del gobierno de Victoriano Huerta, y con su triunfo apuntaló la promulgación de la Constitución de 1917, resultado del esfuerzo de valientes mujeres y hombres que dieron la vida por la patria durante la Revolución.

“Nuestro país se enfocó en la consolidación de las instituciones nacionales. Entre ellas, las fuerzas armadas iniciaron un importante proceso para contar con soldados instruidos con sólidos valores y una guía ética de conducta fundada en la disciplina para servir a la patria con honor y lealtad”.

El titular de Sedena también hizo referencia a que en esta fecha se otorgaron condecoraciones de perseverancia por el tiempo y servicio prestado dentro de las fuerzas armadas y de la Guardia Nacional a mil 860 mujeres y 12 mil 829 hombres. De igual forma una subteniente, dos sargentos primeros, dos cabos y tres soldados obtuvieron la condecoración al mérito deportivo por haberse distinguido en diferentes ramas del deporte.

Sostuvo que “las condecoraciones y los ascensos obtenidos constituyen realización de satisfacción personal y éxito profesional para la familia, son motivo de orgullo; para las instituciones a las que pertenecemos son certeza de contar con capital humano comprometido y preparado para servir a la patria con disciplina, honor, lealtad y profesionalismo”.

Así, dirigiéndose a López Obrador, agregó: «Desde que inició su gestión al frente del Poder Ejecutivo, en estos tres años, usted ha depositado su confianza en las fuerzas armadas y en la Guardia Nacional para la seguridad, el progreso de México y el bienestar del pueblo. Para nosotros es un timbre de orgullo poder contribuir a la transformación que se está viviendo. Las bases están sentadas y se avanza con paso firme en el proyecto de nación que usted ha impulsado desde el inicio de su gobierno.

“Tenemos presente el legado de Madero, de Carranza y de muchas mujeres y hombres que hicieron valer el ideario social del movimiento revolucionario que hoy conmemoramos, porque sus convicciones son una valiosa guía en las acciones que se realizan actualmente para tener un país cada día más libre, más democrático y más justo”.

Afirmó que las fuerzas armadas tienen para su gobierno un apoyo irrestricto “porque los esfuerzos que realiza tienen origen en las necesidades legítimas de la mayoría de los mexicanos”.

Deja un comentario