Se multiplican las manifestaciones en México frente a la posible prohibición de la objeción de conciencia en el aborto

0
55

Con información de gaceta.es

Se multiplican las manifestaciones en Ciudad de México y en varias urbes del país, contra las acciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que hace unos días declaró inconstitucional la criminalización el aborto, y ahora “revisa” el derecho de los médicos a la objeción de conciencia.

La votación resultó en que ese derecho del personal médico es reconocido, pero sólo parcialmente, lo que puede derivar en que éste se viera obligado a practicar el aborto aún contra su voluntad.

El polémico ministro Luis María Aguilar Morales presentó el proyecto que buscaría “avalar” los artículos 10 Bis, y segundo y tercero transitorios de la Ley General de Salud.

Aguilar plantea que los “servicios integrales de salud reproductiva” deben ser garantizados por el Estado y no deben depender de los médicos.

Según su postura, los galenos sólo podrían esgrimir la objeción de conciencia si la embarazada estuviera en peligro de muerte, o bien, si ocurriera una urgencia de salud. Pero no en ninguna otra circunstancia.

El ministro no explicó cómo es que el aborto –que implica poner fin a la vida de un bebé en gestación-, puede ser comprendido dentro del concepto “salud reproductiva”, ya que justamente se impide la reproducción de un nuevo ser.

A guisa de conclusión, Luis María Aguilar, declaró que: «La objeción de conciencia no constituye un derecho absoluto ni ilimitado que pueda ser invocado en cualquier caso y bajo cualquier modalidad. No se trata de un derecho general a desobedecer las leyes».

Para la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el ciudadano “no debe estar obligado en conciencia a seguir las prescripciones de las autoridades civiles si éstas son contrarias a las exigencias del orden moral, a los derechos fundamentales de las personas o a las enseñanzas del Evangelio”.

Cientos de personas se congregaron a las afueras de la SCJN para oponerse a la obligatoriedad de practicar el aborto, y en favor de la objeción de conciencia. También rezaron y corearon: «Sí a la vida» y «aborto no, vida sí».

En Morelia, capital de Michoacán, manifestantes provida organizaron un evento en rechazo al aborto y a favor del respeto a la objeción de conciencia afuera de la Catedral.

Los ahí reunidos rezaron el Rosario y marcharon hacia la Casa de la Cultura Jurídica, donde harían una clausura simbólica en protesta contra la SCJN.

En León, Guanajuato, uno de los lugares más tradicionalmente católicos y conservadores del país, también se reunieron decenas de miembros de grupos Provida, cerca del Palacio Municipal, exigiendo a las autoridades municipales y estatales emprender acciones para proteger el derecho a la vida.

Portaron cartulinas con diversos mensajes, entre ellos: «No es creencia, es ciencia», «La vida inicia en el momento de la concepción», y «El aborto no es un derecho es un asesinato».

Monterrey, la capital de Nuevo León, también fue sede de una gran manifestación provida.

La agrupación provida y pro valores conservadores conocida como “Sublevados”, se fue directo a la yugular contra la ideologización del ministro presidente de la Suprema Corte.

“Eres una BASURA Arturo Zaldivar. Jamás nos vamos a olvidar que intentaste anular la LIBERTAD de CONCIENCIA de los médicos, para obligarlos a matar millones de mexicanos antes de nacer”, postearon en su cuenta de twitter.

Iba con esta frase un video en el que el funcionario decía: “El proyecto carece de perspectiva de género, y una perspectiva interseccional, al invisibilizar que la objeción de conciencia en el ámbito de la salud impacta desproporcionadamente a las mujeres, personas gestantes, personas LGTBI+”. Dicho de otra manera, el ministro presidente Arturo Zaldívar -quien ha aplaudido a la “marea verde” de personas abortistas-, votó en contra de la constitucionalidad de la objeción de conciencia.

En el estado norteño de Chihuahua también se registró una manifestación a favor de la defensa de la vida y en contra de prohibir la objeción de conciencia. Una de los oradores, Roxana Aguilar, dijo que los jóvenes más que nunca son los responsables de defender el derecho más importante de todos, el de la vida.

Inés Rodríguez, joven activista, estuvo desde la madrugada en acciones provida afuera de la SCJN. “Ambas vidas son valiosas, ambas vidas son dignas de ser vividas, ambas vidas deben ser protegidas, ambos tienen derechos”, posteó en sus redes sociales.

El Frente Nacional por la Familia llamó a una campaña en la que los médicos o estudiantes de medicina se grabaran o tomaran una fotografía con mensajes alusivos a la defensa de la vida, con buena respuesta.

Algunos profesionales de la salud subieron a sus redes sociales frases como: “Como médico respeto la vida”, “Los de bata blanca no suspendemos la vida. No al aborto”, “La vida humana comienza en la concepción. No al aborto”, “Mi vocación es salvaguardar y respetar la vida”.

La legisladora queretana, activista por la vida, Elsa Méndez, estuvo en el evento de la Ciudad de México, y se rodeó de médicos que no obedecerían la instrucción de practicar abortos.

“Iremos a la cárcel si es necesario, pero no vamos a practicar abortos”, dijeron los ahí presentes.

El Frente Nacional por la Familia transmitió en vivo la manifestación en la SCJN. Ahí, Rodrigo Iván Cortés, dijo que este instituto estaba cometiendo una suprema injusticia, y le ha fallado a los mexicanos porque desprotegió el derecho fundamental a la vida, y ahora pretende negar al sector salud su derecho a la objeción de conciencia.

Deja un comentario