Pide Ernesto Ruffo renuncia de Julen Rementería; le quedó grande el cargo”, dice exgobernador de BC

0
31

Agencia Espejo del poder

La reunión del ultraderechista español Santiago Abascal, dirigente de Vox, con un grupo de senadores del Partido Acción Nacional (PAN) fracturó al blanquiazul que, afectado políticamente, a toda costa quiere pasar página y que este capítulo quede en el olvido. Sin embargo, persiste la molestia y voces dentro de la fuerza política que piden la remoción del senador veracruzano Julen Rementería como coordinador del grupo legislativo.

Entre los que están demandando la salida de Rementería se encuentra el ex gobernador de Baja California Ernesto Ruffo, quien exigió la renuncia del aspirante a la gubernatura de Veracruz por considerar que le quedó grande el cargo de coordinador de la bancada del PAN en la Cámara alta del Congreso de la Unión.

Criticó que Julen haya hecho ese encuentro en los recintos oficiales del PAN, porque pareció que la reunión tenía un carácter institucional, cuando eso no es cierto.

“A lo mejor en lo personal el senador veracruzano es admirador de las ideas de Vox, pero no tiene por qué mezclar sus creencias personales con las posturas del partido”, declaró el primer gobernador que en 1989 tuvo Acción Nacional en el país.

Esta polémica reunión con el líder ultraderechista de España ha generado tantas críticas que trascendió que el Comité Ejecutivo Nacional del PAN pidió a sus liderazgos ya no tocar el asunto en medios de comunicación.

Sin embargo, en corrillos del partido no cesa el escándalo. Hay inconformidad por la invitación que se hizo al dirigente de Vox y se recrimina a senadores que suscribieron la llamada “Carta de Madrid” por su ignorancia sobre lo que representa esa formación ultraderechista.

Destacan el caso de la senadora sonorense Lilly Téllez, quien suscribió el documento y de manera paradójica dijo en sus redes que detesta “la homofobia y el racismo”, actitudes que promueve Vox.

La mayoría de los legisladores firmantes que aparecieron en la foto con Santiago Abascal están identificados con El Yunque, el ala más conservadora del PAN, algunos de los cuales incluso firmaron anticipadamente el documento.

Entre ellos se menciona a la senadora Alejandra Reynoso, identificada con esa corriente interna del blanquiazul, la cual se ha caracterizado en los tres años de la presente legislatura por la crítica constante y virulenta al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, al propio Ejecutivo y otros integrantes del gabinete, entre ellos el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

La senadora Reynoso fue una de las que en el cónclave del jueves pasado con Abascal se tomó una foto sola con él, y más tarde la subió a sus redes sociales. Con evidente satisfacción, también mostró el documento firmado.

Sin embargo, hasta el momento la senadora no ha hecho declaración alguna sobre la polémica reunión ni acompañó a Julen Rementería en la conferencia del jueves por la noche, en la que el coordinador panista debió dar la cara, luego del escándalo suscitado en redes y las expresiones de rechazo del presidente en funciones del PAN y de sus propios compañeros de bancada.

En esa conferencia, el senador veracruzano no precisó por qué se había invitado a Abascal al Senado. Se limitó a repetir que la firma de la Carta de Madrid “no significa ningún acuerdo ni alianza con ninguna persona u organización política”, remarcó que la firma de ese documento fue a título personal, no a nombre de la bancada ni del PAN.

Deja un comentario