sábado, junio 12, 2021
spot_img
InicioPrincipalContinúan atentados y amenazas contra candidatos en Veracruz; ahora balacean a aspirantes...

Continúan atentados y amenazas contra candidatos en Veracruz; ahora balacean a aspirantes a las alcaldías de Cuitláhuac y Tezonapa

Agencia Espejo del poder

Este viernes se suscitaron nuevos atentados contra un par de candidatos a presidentes municipales de la región de Córdoba, en el centro del estado: José  José Said Castillo Blanco, abanderado de Podemos a la alcaldía de Cuitláhuac, y Joel Méndez López, de Tezonapa, postulado por el Partido Encuentro Social (PES).

En el ataque contra la casa de campaña de Castillo Blanco, fue herido su jefe de prensa Hugo Gutierrez Porras, quien fue reportado grave al recibir cinco balazos. El ex reportero del canal 59 fue estabilizado y trasladado de inmediato al hospital de Córdoba donde se reporta delicado de salud.

De acuerdo con las primeras versiones, el atentado en Tezonapa ocurrió alrededor  las 9 de la noche, cuando sujetos armados arribaron a la casa de campaña del candidato de Podemos,  ubicada en la calle 17, entre las avenidas 4 y 6 de la colonia El Jobito.

Este mismo viernes, el dirigente estatal del Partido Encuentro Solidario (PES) en Veracruz, Gonzalo Guízar Valladares, denunció que un comando armado había intentado “levantar” a su candidato a la alcaldía de Tezonapa, Joel Méndez López.

El diputado local del PES exigió al gobierno del estado garantías para proteger también al candidato de Papantla, Ares Meza del Ángel,  y aLuis Armando Lozano, conocido en el ambiente artístico como “Paolo Botti”, postulado a la alcaldía de Paso de Ovejas.

Estos atentados se vienen a sumar al ocurrido hace una semana en contra de Fernando Argüelles, candidato del Partido del Trabajo (PT) a la presidencia municipal de Chalma, quien junto con su chofer Jorge Alfredo Hernández Paulin, de 48 de edad, fueron golpeados y posteriormente internados en un hospital de Hidalgo. El ataque se registró la noche del ocho de mayo en la comunidad de La Mesa del Anono, al norte del estado de Veracruz.

La zona norte de Veracruz también se ha vuelto foco rojo por agresiones contra políticos y aspirantes a cargos públicos en las presentes elecciones. El pasado 6 de mayo, en Pánuco, un grupo armado privó de la libertad al dirigente municipal del partido estatal Todos por Veracruz, Rafael Higareda Barriga.

En el atentado ocurrió en pleno centro del municipio limítrofe con Tamaulipas. Allí perdió la vida uno de los acompañantes de Rafael Higareda, quien fue acribillado por cuatro personas presumiblemente integrantes de la delincuencia organizada. Hasta la fecha, el dirigente partidista permanece desaparecido.

Otro político que permanece en calidad de desaparecido es Cresencio Vera Vidal, ex alcalde de Tepetzintla, otro municipio huasteco de 14 mil habitantes. El hombre de 59 años de edad presuntamente fue plagiad el pasado 17 de marzo, cuando salió de su empleo y avisó que pronto tomaría un taxi para trasladarse a casa de sus padres.

Vera Vidal es funcionario de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), en Cazones, municipio norteño. Pero también es suegro de Julio César González Cárdenas, precandidato a la alcaldía de Tepetzintla por Morena.

PROCESO ELECTORAL 2021, EL SEGUNDO MÁS VIOLENTO DESDE 2020: ETELLEKT CONSULTORES

De acuerdo con el Indicador de Violencia Política en México de Etellekt Consultores, hasta el viernes pasado , tras el asesinato del candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Sonora, registraba un total de 563 hechos delictivos contra precandidatos y  candidatos, con un saldo de 83 políticos asesinados, 32 de ellos aspirantes.

Según Etellekt Consultores, el proceso electoral federal concurrente de 2021 es ya el segundo más violento desde el año 2000. El número de políticos y aspirantes asesinados es 29.5% superior a las 61 víctimas mortales del ciclo electoral intermedio de 2015; mientras que las agresiones globales (homicidios dolosos, amenazas, privaciones ilegales de la libertad, robos, intimidaciones y otros delitos), registradas hasta el 30 de abril de 2021, superan en 64% las cifras de violencia que se habían presentado hasta el mismo corte del periodo electoral 2017-2018, el más violento de la historia, a falta de un mes para la jornada electoral del próximo 6 de junio de 2021.

Según el último reporte del 5 de mayo pasado de Etellekt Consultores, de los 282 candidatos agredidos pertenecen a 31 entidades federativas y 205 municipios del país (8% del total), el 16% pertenecen al estado de Veracruz, con un total de 45 víctimas. Le siguen los estados de Guerrero (23), Oaxaca (20), Michoacán (20), Puebla (18), San Luís Potosí (15), Estado de México (14), Tabasco (14), Quintana Roo (12), Ciudad de México (11) y Guanajuato (10). Estas 11 entidades concentran el 72% de las 282 víctimas globales.

Han sido asesinados 79 políticos, 28 familiares de políticos y 91 servidores públicos sin militancia: 198 víctimas mortales ligadas a la política y al servicio público durante el proceso electoral.

En el indicador de violencia letal, de los 79 políticos víctimas de homicidio doloso, Veracruz ocupa el primer lugar con un total de 14 víctimas (18% del total nacional). De los 31 aspirantes y candidatos asesinados, Veracruz ocupa también la primera posición, con un total de 8 víctimas mortales (26%).

Adicionalmente, desde el inicio del proceso electoral han sido asesinados 91 servidores públicos sin militancia o aspiraciones políticas. La violencia contra servidores públicos expone prácticamente la misma tendencia que los homicidios contra políticos en el periodo de campañas. Un patrón que refleja una alta vulnerabilidad de estos servidores públicos en procesos electorales con una alta probabilidad de alternancias políticas en el ámbito municipal.

Aun cuando muchos de estos servidores públicos no contaban con una militancia o aspiraciones políticas, es probable que algunos funcionarios de alto nivel, principalmente directores de gobierno a nivel municipal, llevarán a cabo funciones de tipo electoral para respaldar candidaturas que les garantizaran la continuidad en sus cargos, e incluso, su promoción futura a puestos de elección.

De los 28 familiares de políticos asesinados, 14 tenían un lazo consanguíneo con personas aspirantes y candidatas. Tres de estos casos se registraron en Veracruz, ocupando el primer lugar nacional, seguido de Jalisco, San Luís Potosí, Baja California y Estado de México con 2 casos cada uno, y en tercer lugar, los estados de Chiapas, Michoacán y Morelos, con una víctima por entidad.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular

Recent Comments

A %d blogueros les gusta esto: