Demandan a los Alemán por fraude fiscal; Salinas Pliego dice que no pagará al SAT “ni un rábano”

Publicado por

Agencia Espejo del poder

La Procuraduría Fiscal de la Federación presentó querella ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de los accionistas de Interjet luego de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) emitió opinión de delito por fraude fiscal por 66 millones de pesos correspondientes a Impuesto sobre la Renta del ejercicio 2018.

La demanda interpuesta por la Procuraduría Fiscal, que encabeza Carlos Romero Aranda, fue presentada directamente contra el exgobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, y su hijo Miguel Alemán Magnani, propietarios de ABC Aerolíneas, controladora de Interjet, que de 2017 a la fecha acumula diversos pasivos hasta por 4 mil 690 millones de pesos.

El periodista Darío Celis, en su columna “La Cuarta Transformación” que publica en el diario EL FINANCIERO, refirió que en estos dos primeros años de gobierno la familia Alemán Magnani no pudo llegar a un arreglo con la 4T, señalando que desde diciembre de 2018, al inicio de la presente administración, se le turnó su expediente al entonces secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

“Hubieron muchas negociaciones para tratar de que subsanaran sus obligaciones fiscales; ofrecieron a la jefa del SAT (Raquel Buenrostro) desde terrenos como daciones en pago, y en especie, como cubrebocas y despensas”, detalló el columnista, apuntando que “siempre se rechazaron esas propuestas, aceptables todavía en el gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando el SAT se daba por cobrado con inmuebles, terrenos y diversos tipos de bienes, incluidas obras de arte”.

A propósito del requerimiento fiscal a los Alemán, el periodista refiere que casualmente el presidente Andrés Manuel López Obrador  había lanzado ayer un mensaje a un sector de empresarios que hasta hace unos meses se sentían intocables y fuertes.

“No te han informado de que no han pagado”, narró el mandatario sobre un caso que, sin mencionarlo directamente, se refería a la trasnacional Walmart que en México preside Guillherme Loureiro, la cual terminó pagando cerca de 10 mil millones de pesos al SAT.

“No me está entendiendo: le estoy informando que tiene una deuda y que están en la ilegalidad y que si no resuelven este asunto fiscal tenemos la necesidad de proceder penalmente…

“Le estoy corriendo la cortesía de avisarle, porque estamos a punto de presentar una querella; entonces, queremos llegar a un acuerdo: mande a sus abogados y que no le engañen”, relató López Obrador.

“Pero en el caso de Interjet y los Alemán no hubo forma y la querella ya está en la cancha de los muchachos de Alejandro Gertz Manero (titular de la FGR). Y vienen más expedientes. No lo dude”, dice el columnista, quien concluye su comentario con la interrogante: “¿Se acabaron los intocables?”

YA HABÍAN SIDO ALERTADOS

Desde el lunes pasado, los Alemán ya había sido alertados. Y es que ese día, en su columna “Historias de NegoCEOs” que publica en EL UNIVERSAL, el periodista Mario Maldonado Padilla había advertido que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría Fiscal de la Federación los tenían en la mira junto con Ricardo Salinas Pliego, dueño de Elektra y TV Azteca, entre otras empresas.

Maldonado refería que los consorcios de Miguel Alemán Magnani y Salinas Pliego, ambos integrantes del Consejo Asesor del Presidente Andrés Manuel López Obrador, adeudan alrededor de 43 mil de millones de pesos al SAT, por lo que después de haber recibido requerimientos de las autoridades fiscales se había decidido proceder a través de la Procuraduría Fiscal.

“El caso de Interjet es uno de los más escandalosos no sólo por los multimillonarios adeudos que acumula, sino por la forma en la que cambió de manos y la mala reputación que generó en el mundo de los negocios para sus fundadores”, indicaba el columnista del diario capitalino, quien citaba que a principios de diciembre de 2020, la aerolínea anunció que la familia Alemán vendió 90 por ciento de la empresa a Alejandro del Valle, convirtiéndose en el nuevo presidente del Consejo de Administración. “Para esos días, Interjet había dejado de operar y arrastraba deuda por más de 5 mil millones de pesos, de los cuales 3 mil millones se los debía al fisco mexicano”, apuntó Maldonado.

El columnista refería que en octubre del año pasado el SAT embargó las cuentas bancarias, automóviles y marcas de ABC Aerolíneas (Interjet) por un adeudo de 2 mil 947 millones de pesos, y que seis meses antes el organismo de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Raquel Buenrostro, colocó sellos de embargo precautorio en el domicilio de la Fundación Miguel Alemán Valdés.

“El cambio de manos de la familia Alemán a Alejandro del Valle fue por demás opaco. No se aclaró si fue por los 150 millones de dólares que supuestamente le inyectaría el nuevo inversionista a la aerolínea, pero que no ha transferido, según fuentes de la administración de la empresa.

“Lo cierto es que si bien se transfirieron las acciones a un nuevo inversionista (Alejandro del Valle), que surgió de la nada y se apalancó junto a Carlos Cabal Peniche para invertir primero en un contrato de cajeros automáticos con el banco del Bienestar, pero tras ser descubierto su contubernio con el coordinador de los Programas para el Bienestar, Gabriel García, se metieron a Radiópolis y a Interjet.

“Interjet acumula adeudos con el SAT desde 2013, pero puntualmente la denuncia que presentó la Procuraduría Fiscal es por un adeudo de 78 millones de pesos de 2018. Si bien el año pasado la familia Alemán vendió la empresa a Del Valle y Cabal, esto no la excluye de ciertas responsabilidades fiscales relacionadas con los años en los que estuvieron al frente de la compañía, según un alto funcionario del gobierno. Más aún porque los nuevos inversionistas no han pagado los adeudos al SAT.

“La quiebra de Interjet, la mala administración de Miguel Alemán Magani y sus decisiones como asociarse con Del Valles y Cabal han fracturado a la familia Alemán, cuya reputación en los negocios nunca había sido tan afectada”, afirmó el columnista de EL UNIVERSAL experto en negocios.

Maldonado concluyó su texto aludiendo al caso del magnate Ricardo Salinas Pliego, el otro empresario que está en el ojo del huracán por sus adeudos fiscales, y cuyo caso ventiló públicamente la semana anterior la titular del SAT al ser entrevistada en un programa radiofónico.

Salinas Pliego, según declaró la ex Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, actualmente litiga con el SAT el pago de unos 40 mil millones de pesos de sus empresas. El columnista, a su vez, señala que a finales del año pasado, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa determinó que el dueño de Elektra y TV Azteca debía pagar cerca de 18 mil 500 millones de pesos por concepto del ISR no enterado de 2011.

“Lo cierto es que así como Buenrostro amenazó a empresarios de FEMSA, Walmart, IBM, Alsea y otros con llevar los litigios a instancias penales, la misma suerte pueden correr estos dos integrantes del Consejo Asesor Empresarial de la Presidencia”, concluía el articulista de EL UNIVERSAL.

‘NO PAGARÉ NI UN RÁBANO’: SALINAS

Hace cinco días, al responder a un usuario de Twitter que lo increpó sobre sus adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el empresario Ricardo Salinas Pliego, presidente y fundador de Grupo Salinas, respondió que “no pienso pagar ni un rábano”.

En respuesta a otros medios de comunicación que han dado seguimiento a la evolución de los pleitos legales entre el fisco y el empresario, el equipo de Salinas Pliego ha enviado comunicados, descalificándolos y explicando la legalidad de su actuación.

Por ejemplo, hace un par de semanas, el 30 de enero, el diario LA JORNADApublicó una carta firmada por Tristán Canales Najjar, vicepresidente de información y asuntos públicos de Grupo Salinas, en que se cuestiona la ética periodística del rotativo, al no haber buscado la postura del grupo empresarial respecto a información publicada el 28 de enero en primera plana, sobre la ratificación de un adeudo de casi 5 mil millones de pesos por parte del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA).

En la misiva, el empleado de Salinas Pliego expuso que “como cualquier empresa en este país, contamos con pleno derecho a discrepar con las autoridades fiscales y a defendernos de los que consideramos cobros erróneos y excesivos”.

En otro correo electrónico enviado en respuesta a las declaraciones vertidas por la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, el consorcio de Salinas Pliego puntualizó a la revista EXPANSIÓN: “Ya lo hemos dicho antes y hoy lo reiteramos: en Grupo Salinas estamos convencidos de que los instrumentos legales son parte integral de una democracia; hacer uso de ellos es una manera no sólo de defender nuestras empresas y negocios, sino a nuestros colaboradores y nuestra convicción de pleno respeto al libre mercado y el Estado de derecho”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s