#ApuntesEconómicos La relevancia en los impuestos

Publicado por

Por Edgar Sandoval Pérez

@EdgarSandovalP

A lo largo de la historia han existido diferentes esquemas socioeconómicos con la finalidad de poder financiar los gastos del Estado. Sin embargo, de forma perdurable o constante siempre han estado tres: los impuestos, la deuda y la explotación de bienes y servicios públicos.

De forma particular, el esquema de impuestos siempre es la partición que más aporta al ingreso nacional. En el caso particular de México es más del 50% con una aportación de 3.5 billones de pesos (millones de millones), mientras que el total del ingreso nacional se estima sea de 6.3 billones de pesos. Estos son los datos estimados en la Ley de Ingresos para este 2021.

Con lo anterior vemos la relevancia de los impuestos en la vida pública y sobre todo en las finanzas públicas, pero la relevancia en los impuestos radica en dos vertientes, su origen y su aplicación, ya que de no haber una correcta recaudación, satisfacer las necesidades primarias de todos los sectores sería imposible.

Por otro lado, la aplicación y ejecución de los recursos es el resultado de la visión y trazo en la política fiscal por parte del Ejecutivo. Si bien desde la aplicación de la Ley de Coordinación Fiscal, el manejo de la hacienda publica se ha optimizado, aún hay aspectos que afectan, tales como el “peso muerto”, el cual es la acción de gravar un bien o servicio. Ese aumento provoca que ya no se consuma, por lo que acaba por matar ese bien o servicio, y la otra es “la doble y triple tributación”, donde dos o los tres órdenes de gobierno gravan sobre la misma actividad. Es decir, te cobraban por lo mismo la federación, el Estado y el municipio, lo cual provocaba en primera instancia malestar generalizado y una gran evasión fiscal.

En materia del origen podemos ver que la capacidad de recaudación en México es muy baja, siendo la mas baja de la OCDE, con aproximadamente el 16% de su PIB, donde países como chile tienen un 25% o Argentina y Brasil con un 30% mientras que la media de la OCDE es de 34%.

Tomando en consideración que mínimo debería crecer 4% para lograr mínimo un 20% en proporción al PIB, esta parece ser una tarea titánica, ya que sólo se ha crecido alrededor del 0.1%. Este crecimiento se puede deber al factor pandemia, pero en realidad la pandemia es un agente exógeno en tema de recaudación, ya que esta se enfoca en lo que “ya está” y no en nuevos impuestos por lo que se traduce en optimización, aunado a que no hubo apoyo fiscal por parte de la SHCP, siendo comprensible por la caída en las demás fuentes de ingreso y el no querer recurrir a contratar deuda.

Para este 2021 el SAT buscara optimizar la captación de recursos mediante tres lineamientos:

  • Aumentar la eficiencia recaudatoria.
  • Bajar la evasión y elusión fiscal.
  • Combatir la corrupción.

Si tomamos en consideración que las personas físicas son 20% del padrón, sólo representa el 3% en términos reales en aportación total, por lo cual la fortaleza recaudatoria está en las empresas con carácter de persona moral, con lo cual fomentar el apoyo empresarial, tendrá un doble efecto: salvaguardar empleos y preservar los mismos niveles de recaudación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s