IPE, de los excesos al rescate

Publicado por

LOS JUEVES

Miguel Valera

De los excesos en el Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz se ha escrito  mucho: un funcionario alemanista viviendo con todo pagado en el Hotel Xalapa casi un sexenio; jugadores de los Halcones atendidos a cuerpo de rey; Directores con suites especiales para sus fiestas privadas, con todo al erario, entre otros hechos que ruborizarían a cualquiera.

A ese desorden administrativo habría que sumar el acomodo de amigos, amigas y familiares; los altísimos sueldos; las exorbitantes pensiones; los negocios con las plazas antes del retiro, entre una gran lista de irregularidades que han puesto en riesgo la continuidad de este organismo público que tiene que solventar la pensión de los trabajadores veracruzanos que cotizaron en sus arcas.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con la actual Directora, Daniela Griego Ceballos —socióloga, luchadora social, ex diputada local, una mujer de amplia trayectoria, y quien mejor conoce las entrañas sociales de la ciudad capital— y me sorprendió lo que ha realizado a lo largo de los dos años de gobierno de Cuitláhuac García Jiménez para levantar al IPE.

En primer lugar destaca el aumento de la Reserva Técnica en 317 millones de pesos. Cuando llegaron en 2018 tenían mil 178 millones de pesos y al corte de octubre cuentan con mil 495.

Segundo, la depuración del padrón de pensionados, que incluyó en este 2020, por la pandemia del COVID-19, una Revista de supervivencia virtual que no se había realizado nunca en la historia del Instituto. Esto ha puesto orden para evitar pagos indebidos que se hicieron durante mucho tiempo, de gente que tenía muerta hasta 20 años y el IPE pagaba al IMSS un servicio que ya nadie usaba.

Tercero, la recuperación de adeudos. Al 2018, ayuntamientos y entes de gobierno le debían al IPE cerca de 800 millones de pesos. Luego de un arduo trabajo, ya llevan recuperado más de 520 millones. ¡Imagínese!

“Esa estrategia ha permitido aumentar ingresos del Instituto y nos ha ayudado a sanear finanzas y a tener un ahorro considerable en las cuentas del IPE”, indica.

Cuatro, recuperación de bienes inmuebles que llevaban años abandonados. “Del 2019 al 2020 la plusvalía del portafolio inmobiliario creció en más de 60 millones y esperamos que este 2021 crezca más, por las rehabilitaciones que hemos hecho”, comenta.

Así, el IPE recuperó los edificios de Victoria y de Ignacio de la Llave, con una inversión de alrededor de ocho millones de pesos y ahora, completamente remodelados se los rentará a la Contraloría General del Estado y el IVAI, para obtener ganancias mensuales por casi 400 mil pesos.

Además, dice Daniela Griego, rehabilitaron los hoteles Xalapa y Chachalacas, que también estaban en el olvido. Así, estos espacios del IPE adquieren más valor y podrán obtener mejores ganancias.

Cinco, la reingeniería administrativa, el control interno, la modificación de la estructura orgánica, para un mejor servicio. Se ha renovado el equipo informático, se han mejorado las instalaciones para servir mejor a los pensionados y a los propios trabajadores y hasta pudieron comprar cinco vehículos, luego de que desde hace 12 años no se adquiría uno.

No todo está podrido en Dinamarca. Entre tanta mala noticia que ha tenido la 4T en esta semana, el recuento de Daniela Griego Ceballos es una luz, que permite pensar que el IPE podrá sobrevivir y salir adelante de los excesos del pasado.

Nos vemos los jueves

valeramk@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s