Grupo Alemán amaga con correr de Radiópolis y del país a socios españoles; en Interjet recorta a 300 empleados 

Publicado por

Agencia Espejo del poder

A través de su abogado externo Luis Alfonso Cervantes, el Corporativo Coral –que forma parte del Grupo Alemán que preside Miguel Alemán Magnani, hijo del ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco– dio un ultimátum al consorcio español Prisa, dueño del otro 50 por ciento del Sistema Radiópolis que Televisa vendió hace un par de meses a la familia el ex mandatario veracruzano: o se apegan a lo que dicen las leyes mexicanas y le ceden el control de la radiodifusora o se van del país.

Entrevistado por Braulio Carbajal, reportero del diario LA JORNADA,  el abogado externo de Corporativo Coral dijo que plantearán a las autoridades mexicanas la revocación del permiso especial (la inversión extranjera en medios electrónicos no estaba permitida en México) que concedió a Prisa en 2001 para adquirir 50 por ciento del capital de Radiópolis.

El abogado del conglomerado de la familia Alemán Magnani acusa además al grupo español de posibles actos de corrupción en el proceso legal que enfrentan.

En julio pasado, Corporativo Coral pagó a Televisa mil 248 millones de pesos por la mitad de las acciones de la radiodifusora que opera estaciones como Los 40, K-Buena y W Radio, mientras que la otra mitad sigue en manos de Grupo Prisa.

En agosto pasado trascendió que representantes de Miguel Alemán Magnani habían tomado por la fuerza las instalaciones y el control editorial de Radiópolis, versión que Cervantes asegura es totalmente falsa.

El abogado explicó al reportero del diario capitalino que el pasado 21 de agosto, Coral (como dueño de 50 por ciento de las acciones de Radiópolis) convocó a una asamblea especial, donde designó a un nuevo director general e hizo cambios en el consejo de administración, acción desconocida por Prisa.

Cervantes indicó que Coral estaba en todo su derecho de realizar dicha asamblea sin el conocimiento de Prisa, pues explicó: 50 por ciento de las acciones que tiene la empresa española son tipo N (neutras), es decir, por ley están limitadas en cuestiones de voto.

En cambio, dijo, las de Televisa, ahora de la familia Alemán, son tipo uno, es decir, tienen poder de voto mayoritario. De esta forma, se realizó una asamblea especial sólo para accionistas tipo uno, en la que se acordaron cambios sin la necesidad de la aprobación de aquellos con títulos tipo N.

En 2001, cuando Prisa adquirió 50 por ciento de Radiópolis, la inversión foránea en medios electrónicos no estaba permitida en México. Desde 2013 la inversión extranjera directa es posible hasta 49 por ciento.

Bajo este precepto, dijo Cervantes, Corporativo Coral exige el control de Radiópolis, por lo que nombró tres de los cinco miembros del consejo de administración (Miguel Alemán, Ignacio Carral Kramer y Samantha del Valle) y un nuevo director general (Carral Kramer en lugar de Francisco Cabañas).

Dichas acciones no han sido reconocidas por Prisa, según el abogado, debido a que existe un contrato firmado en un contexto complicado y abusivo, en el que se le otorga el control a la empresa española, lo cual, dijo, pese a estar firmado por Corporativo Coral, no es válido, dado que la ley señala que la parte mexicana debe estar al frente.

Según Cervantes, el juez 63 de lo civil en la Ciudad de México dictaminó que el contrato en manos de Prisa, en el que se le otorga el control de Radiópolis, no es válido de acuerdo con la Ley de Inversión Extranjera, por lo que de manera prearbitral, dicho documento no tenía validez. No obstante, señaló, la semana pasada, el mismo juez modificó su postura.

El juez cambió de decisión, algo que por ley no puede hacer. Alega que recibió presiones de arriba, eso es, del presidente del Tribunal Rafael Guerra. La revocación se dio bajo el argumento de que unas firmas no coincidían. La solución es desafortunada, no sé cómo fue que intimidaron al presidente del Tribunal, si le dieron dinerito, pero procederemos y eso provocará que el juez termine en la cárcel, advirtió.

–¿Qué viene?, le preguntó el reportero Carbajal.

–Interpusimos un amparo contra la decisión del juez de retractarse, y eso se debe resolver a nuestro favor entre martes y miércoles.

–¿Qué acciones han tomado desde que tienen el control?

–Lo único que hemos hecho es requerir por notario que le entreguen las instalaciones a la dirección general y consejo legalmente nombrado, lo que no han hecho, eso ha dado pie a que se tipifiquen otros delitos.

–¿Por qué el cambio de director general?

–El señor Cabañas es una persona que tiene problemas muy serios de adicciones, además de ser una gente que oculta la información, engaña a los españoles, los números que él presentó para la compra son falsos, es alguien que no queremos tener cerca. Ahorita está operando de manera ilegal, es un usurpador.

–¿Habrá cambios editoriales?

–El contenido editorial no se toca. Radiópolis tiene una barra de comunicadores fenomenal. El señor Miguel Alemán ha dicho a todos que tienen plena libertad.

–¿Tiene injerencia Carlos Cabal Peniche en Radiópolis?

–Eso no es cierto, me da risa. Están inventando, es absolutamente falso que el señor Carlos Cabal Peniche tenga que ver en la operación de Radiópolis.

–¿Prevén un juicio largo?

–Acabará más rápido de lo que imaginamos porque la actuación del gobierno es contra la corrupción, cero tolerancia. Y estamos ante un acto de corrupción, contratos mañosos y tramposos, eso es corrupción. Además también lo es esa forma de manipular a los tribunales, y este gobierno ha prometido y está cumpliendo acabar con la corrupción.

–¿Cuál es su objetivo?

–O los españoles se aplacan y se ciñen al derecho mexicano o que se larguen, no hay de otra. No vamos a seguir juntos, no queremos seguir juntos, no queremos ese tipo de gente, la familia Alemán nunca ha tenido unos socios de esta calaña. Se les regresará su dinero y que se vayan a su país. Si quieren estar aquí que se ciñan al derecho mexicano.

RECORTE EN INTERJET

Por otra parte, la aerolínea Interjet, también propiedad del Grupo Alemán,  informó que a raíz de la crisis causada por la pandemia de Covid-19 ha despedido a 300 trabajadores, de una plantilla de más de 5 mil personas, en una medida similar a la tomada por otras aerolíneas que han reducido su personal.

“Tenemos un fuerte compromiso con los más de 5 mil 500 trabajadores que forman parte de la familia Interjet, sin embargo, lamentablemente tuvimos que hacer un ajuste de 300 personas, quienes están siendo atendidas conforme a lo que establece la ley y respetando plenamente sus derechos”, explicó la aerolínea, la cual reconoció que ha habido algunos trabajadores inconformes, pero afirmó que todo se están resolviendo conforme a la ley.

La aeroempresa de los Alemán detalló que la industria aérea ha sido de las más afectadas por la situación de la pandemia del Covid 19, por lo que muchas aerolíneas han dejado de volar y otras lo hacen con una capacidad menor a 25 por ciento de sus operaciones.

“Interjet no ha sido la excepción con respecto a estas afectaciones; sin embargo, la empresa tiene un firme compromiso con el país, la conectividad y con el turismo”, puntualizó.

La fuente consultada por el diario LA JORNADA  indicó que, desafortunadamente, las condiciones adversas generadas por la pandemia han obligado a tomar medidas para reducir parte de la estructura laboral, de forma similar a la que están haciendo otras aerolíneas.

La firma, al igual que su rival Aeroméxico, se vio seriamente afectada por la pandemia y fue capitalizada a mediados de julio con 150 millones de dólares para reforzar sus operaciones.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el tráfico de pasajeros de Interjet se mantiene con caídas de más de 90 por ciento en cuatro meses seguidos, y en lo que va del año registra una reducción de 61.15 por ciento.

En agosto la aerolínea indicó que aumentó a 88 por ciento las frecuencias de vuelos a destinos nacionales.

A medida que tratan de retomar el tráfico de pasajeros, las empresas mexicanas han recurrido a reestructuras financieras, capitalizaciones y ajustes de gastos operativos para enfrentar la crisis.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo prevé que este año la caída de ingresos de la aviación para el mercado mexicano será de 8 mil 680 millones de dólares, es decir, 61 por ciento menos que el año pasado, refirió el diario capitalino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s